19.5.15

Modo Penélope

Sí, así es, todo tejedor y tejedora se encuentra en algún momento de su vida en “modo Penélope”. Hay quienes lo sufren más a menudo y quienes menos. Muchas veces depende de lo perfeccionista que sea esa persona.


Hoy venimos a hablar, para quienes aún no lo sepan o quienes quieran ampliar información, por qué decimos que un@ tejedor@ está en modo Penélope.




Penélope, personaje de la mitología griega, era la mujer de Ulises u Odiseo (rey de Ítaca). Éste tuvo que ir a la guerra de Troya, la cual duró diez años. Cuando concluyó la guerra, Ulises emprendió su camino de vuelta a casa. Durante este trayecto, el cual duró otros diez años, se le interpusieron muchas pruebas y tentaciones (incluyendo seducciones de diferentes mujeres).


Durante estos veinte años, Penélope siempre tenía la esperanza de que su esposo volvería junto a ella y su hijo Telémaco. Aunque la sociedad ya lo daba por fallecido.


En este tiempo se le presentaron muchos pretendientes a Penélope, interesados en la mano de la viuda y en heredar el trono de Ítaca. Penélope tuvo una gran idea y dice que tejerá un sudario para cuando fallezca su suegro y cuando termine su trabajo, entonces se casará con uno de sus pretendientes.


Durante el día, Penélope tejía intensamente su labor, pero una vez llegada la noche, en sumo secreto, lo destejía, para no terminarlo y así no tener que aceptar a ninguno de esos pretendientes, ya que ella seguía pensando en todo momento que Ulises volvería.


Tras veinte años de espera Ulises vuelve junto a su esposa y ésta termina de tejer el sudario para su suegro.


Este mito es el que nos hace decir que una persona está en “modo Penélope” cuando deshace el trabajo o parte del trabajo que está tejiendo.


Esperamos que no os encontréis en “modo Penélope” ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejarme un comentario, me encantan!!