24.11.13

Cuando me inicié con cinco agujas.

Cuando hablo con gente que no teje y sale a conversación eso de tejer con cinco agujas, piensan que soy más rara aun de lo que creían.

Como el inicio con cinco agujas es importante para cualquier tejedora (como cualquier otra técnica), me gustaría dejar recogido en este blog "mis inicios en 5 agujas".


Al principio fue un poco engorroso, estuve a punto de perder un ojo más de una vez, pero después de hacer y deshacer varias veces le cogí el truco y todo fue "tejer y cantar". Cuando empecé con esta técnica pensaba que era más difícil, pero al estar acostumbrada a tejer en continental con las circulares no tiene mucho más, sólo controlar las agujas con las que no trabajas en ese momento, ya que aunque estemos tejiendo con cinco agujas, realmente trabajamos con dos y las otras están en espera, no es que tengamos que tejer con las cinco a la vez.


En unos de los intercambios que hicimos, en concreto en el año 2011, me sorprendió Paloma, una chica muy simpática que si aun no conocéis tenéis la oportunidad de hacerlo ahora y visitar su blog pinchando aquí.

Pues bien, Paloma me regaló unos calcetines tejidos por ella, no os podéis imaginar lo que los he utilizado, y es que son tan calentitos... Pero es que además venían acompañados de una lana especial para calcetines. Así que ya no tenía excusa, sí o sí tenía que aprender a tejer calcetines con cinco agujas.


Ya lo tenía casi todo, las agujas, la lana especial para calcetines, las ganas de aprender, pero me faltaba tiempo para terminar algunos de los miles de proyectos que tenía entre agujas y ponerme tranquilamente con mis calcetines.


Llegó el día de aprender y una vez tenía controlada la técnica con algunos calcetines todo del derecho para controlar la técnica del talón, me lancé a tejer estos calcetines con "lana especial para calcetines"

Desde aquel momento he tejido muchos trabajos usando las cinco agujas, pero a estos calcetines les tengo un especial cariño, así que aquí os los enseño.


Calcetines 5 agujas 001


Utilicé un patrón de una revista que compré sólo de calcetines: Punto con Style.


Y lo mejor de todo y de lo que estoy muy orgullosa es que ¡no sufrí calcetinitis!


¿Qué es la calcetinitis?

Pereza que sufre un tejedor o una tejedora una vez terminado el primer calcetín para tejer su pareja. Este primer calcetín espera a su acompañante días, semanas, meses, años... sin encontrar nunca a su media naranja. Por eso os aconsejo a todos los tejedores que no dejéis nunca a ese calcetín sin pareja, que seguro que es más feliz con su pareja.


¡Espero que os guste!

Gracias por los comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejarme un comentario, me encantan!!